oboblo fundas sofa

Las fundas de sofá se pueden elaborar de muchos materiales, tan sólo hay que buscar la textura que más nos guste, aunque la más cómoda suele ser el algodón porque su limpieza es fácil, no encoje si metemos la pieza en la lavadora a la temperatura que indique el fabricante, se ajustan bien y no se arrugan. Como comentábamos estas sirven para protegerlos y para disimular manchas, aunque también para combinar el sofá con la decoración general de la casa y para evitar que se adhieran los malos olores. Cuando esto te ocurra puedes comprar una funda de sofá y darle la vuelta como a un calcetín (decorativamente hablando). ¿Cómo poner una funda chaiselongue? Y, si no tienes tiempo o la habilidad para crear tu propia funda de sofá, siempre puedes comprar uno de los modelos de fundas para sofá ajustables, perfectas para protegerlos del uso diario. Las fundas de sofá elásticas se eligen en función de la medida del sofá y se colocan muy fácilmente ya que solo hay que ponerlas por encima. En cuanto te hayas cerciorado que la funda se ajusta a la medida del sofá podrás empezar a coser las distintas piezas en la máquina de coser.

Tras medir cada parte del sofá, toca dibujar los patrones. Sobre una base de papel Kraft o de embalar puedes dibujar los patrones de cada sección del sofá: el respaldo, la zona de los asientos, el reposabrazos y la parte frontal del brazo del sofá. Podemos decir que es una pequeña manta multiusos que sirve tanto para combinar en la decoración del salón comedor o del dormitorio y que también sirve para resguardecerse del frío. También te pueden servir para taparte del frío en invierno. Utilizando la cinta métrica tomaremos nota de las medidas del sofá en sus diferentes secciones, debemos dibujar un patrón para cada parte, pues lo usaremos para cortar cada una de las piezas que conformarán la funda. Antes de iniciar el proyecto toma nota de las medidas del sofá para que tengas una idea de la cantidad de tela que necesitas, generalmente se estiman unos 13 m para un sofá de dos plazas, y unos 17 m para los de tres plazas.

Con las medidas apuntadas y usando unos cuantos pliegos de papel Kraft o una sabana vieja, podremos dibujar los patrones de cada pieza; a mano alzada sobre el papel o colocándolo sobre el sofá y trazando un boceto para luego corregir con las medidas exactas. Ahora podremos colocarla sobre el sofá, acomodando todas las partes y dejando la funda tirante y sin pliegue. Si te pasa como con el último sofá que he comprado (un sofá modular de símil piel) hacer la funda es una necesidad. Además, eliminaremos cualquier arruga o doblez que pudiera producir algún error durante el corte de las piezas. El siguiente paso consiste en encontrar las telas que mejor se adapten al resto del estilo y estética del salón. Te contamos cómo hacer una funda de sofá de forma fácil paso a paso. Veámos a continuación cómo hacer una funda de sofá. Una casa es para vivirla.

En la actualidad podemos acudir a distintos tiendas o centros de textil para el hogar, y comprar una funda de sofá pero lo cierto es que dependiendo del tamaño a cubrir pueden ser bastante caras. Mediremos primero el largo y ancho del respaldo, a lo largo desde donde se encuentra con el asiento hasta la parte posterior del respaldo, tomando en cuenta hasta donde queremos que cubra la funda, que puede ser la mitad de la parte frontal si nuestro sofá estará contra una pared. Cose una de las piezas de velcro en la parte interna de la funda de sofá. Una buena idea será la nuestra propia ya que tan solo te hace falta un poco de tela, práctica cosiendo y poco más. Las que seáis algo más “manitas” o tengáis máquina de coser también podéis realizar este tipo de funda colocando una goma en la zona de los bajos, de manera que cuando vayáis a colocar la funda esta sea como una especie de guante y que además cubra también la parte de los brazos. Teniendo cada pieza dibujada en papel o marcada sobre una tela vieja, recortaremos cuidadosamente cada parte y la pondremos sobre el reverso de la tela que elegimos para la funda, fijaremos el patrón a la tela aplicando alfileres muy cerca del borde del patrón, para lo cual debemos poner la tela sobre una mesa amplia que nos permita trabajarla en toda su extensión, o también en el suelo, asegurándonos de que se encuentre muy limpio.

Si tiene alguna pregunta sobre dónde y cómo utilizar fundas de sofa , puede llamarnos a nuestro propio sitio de Internet.